“¡LOS EMBUTIDOS ME PIERDEN!”

Cuando llega el verano, época en la que el buen tiempo anima a estar más en la calle, salir de tapeo con los amigos, a refrescarnos en las piscinas públicas y por tanto llevar menos ropas sobre nosotros, llega ese momento de desilusión en el que nos acordamos…¿por qué no me apunté al gimnasio tras mi promesa de fin de año?,  ¿Por qué siempre lo más rico engorda?, “tenía que haber cuidado más  mi dieta”.

 Todas son frases míticas pero una que nos llama la atención es ” los embutidos son los que me pierden”, y eso queremos desmentirlo en este artículo.

Bodegon

Por supuesto que si abusamos de estos productos, al igual que de dulces, carnes y pasta entre otros el resultado va a ser desesperanzador y empezaremos a quitar los espejos de la casa para no lamentarnos. Pero…¿y si hacemos un consumo responsable de los embutidos?

Son muchos los que suprimen de su dieta estos productos y queremos demostrar que no son tan perjudiciales como parecen, y es más incluso son saludables. Cierto que tienen un alto contenido en grasas, pero si el embutido se hace de manera tradicional manteniendo la calidad en su elaboración, y ofreciendo un producto de calidad con la cantidad justa de grasa es una fuente importante de nutrientes.

Aunque no podemos evitar destacar que en el  mercado podemos encontrar chorizos con casi más grasa que magro de carne…Eso si es malo, incluso afirmamos que puede engañar al consumidor, ya que contienen estabilizantes, colorantes, conservantes y demás aditivos.

Cada persona es un mundo y por tanto la dieta será diferente para cada uno, pudiendo limitar el consumo de estos productos a una o dos veces por semana. Sobre todo recomendar carnes magras como el jamón, o la cecina con un alto valor proteico y bajo contenido en grasa.

Y por supuesto limitar el consumo es esencial, de nada sirve tomar embutidos dos veces a la semana, pero dejar vacía la despensa de tus abuelos tras la matanza del pueblo. Debemos  controlarnos cada vez que comamos estos productos, para así lograr un equilibrio y proteger la salud.

Y no olvides al igual que no existen las dietas milagro, para conseguir vivir de manera saludable, es importante hacer ejercicio (no seas vago ni perezoso), eliminar los vicios y los productos nocivos para la salud y sobre todo mantener una dieta equilibrada. ¿Ves como los embutidos no son tan malos como a veces los pintan?

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s